Lo que mal empieza... ¿Mal termina?

Este va con birrita, fría y escarchada.

Pensé mucho en cuál podría ser mi siguiente post, porque tengo un par de cosas medias atravesadas entre el pecho y el estómago con giros al hígado jajaja, se que entienden. Pero me decidí a darle un poquito de continuidad a “la causa” del post anterior. Sin más aquí voy de una y de frente.


Gente: ¿qué carajos nos hace creer que algo que inicia mal, puede terminar bien?

En serio que esa pregunta me ha martillado la cabeza por semanas. Si hasta los refranes y las canciones lo dicen: “Lo que mal empieza, mal termina… Dice el viejo refrán” y uno ahí va, a tropezones y de narices, llena de raspones pero creyendo (o más bien queriendo creer porque uno en el fondo siempre sabe) que la cosa se va a componer en el camino.

Eso NUNCA pasa. O al menos yo no conozco ningún caso mio o cercano en el que la cosa empezara fatal y terminara siendo el cuento de hadas. Han de haber pues toda regla tiene su excepción, pero la regla, LA REGLA asi en mayúscula a ver si lo procesamos, es que si empieza mal, va a terminar igual.

Solo para dar contexto, hace unos meses salí con un chavalo, a los 3 días tuvimos una reu de amigos y en esa reu estaba intentando ligarse a una amiga. El tipo lo reconoce, pide perdón, justifica con que estaba un poco confundido y pide una oportunidad; y yo con mi complejo de Madre Teresa como les decía en el post anterior, le di otra oportunidad… Al final, fueron 2 o 3 meses de un estira y encoje, de un ir y venir de problemas donde lo bueno era el punto y lo malo la sábana.

Pero ¿qué podía esperar luego de lo que había pasado al inicio? O como diría mi madre: ¿qué se puede esperar de un burro si no es una patada?

Algunos estarán pensando “¡Qué clase de bestia!”, “¡Qué falta de amor propio”, etc. Pero se que muchos, muchísimos tienen historias de arranques furris con la espera del final soñado que terminó claramente en el final furris.

Pero vuelvo a mi pregunta ¿Por qué creemos? Respuestas me faltan pero teorías me sobran: ¿querer el final feliz de las películas donde lo feo termina siendo amor eterno? ¿Las novelas mexicanas que nos llenaron de drama pero siempre con finales felices? ¿La historia de esa amiga de la prima de una amiga que luego de un arranque malo tuvo su sueño de amor (porque era la bendita excepción y no la regla como somos todos?) O siendo más noble aún ¿exceso de fe en la humanidad?

Gente… ¡No se! Peroooo ¿saben que si se? Que tenemos que escuchar nuestra voz interior, esa que nos tira la alarma siempre y nos dice que corramos lo más rápido y lejos posible porque vamos a salir inevitablemente maltrechos de la situación.

Debemos, por amor propio, por salud mental y hasta por dignidad humana de dejar de darle segundas, terceras y hasta cuartas oportunidades a la gente que nos lastimó una vez de que siga haciéndolo, y no quiero decir que no perdonemos, quiero decir que aprendamos de la experiencia y pongamos además de corazón y voluntad un poquito de lógica en nuestras relaciones.

Es fundamental entender si o si que si los ingredientes están dañados, por más amor que le pongamos a la receta, el platillo nos va a saber a demonio. Así de sencillo, o prueben ponerle huevos podridos a un queque a ver si se animarían a probarlo… 

Y la vida es eso a final de cuentas, un platillo que hacemos con ingredientes de muchos tipos y eso es lo que le da el saborcito, pero por favor: ¡Usemos solo ingredientes de la mejor calidad! Para que el resultado sea delicioso y no un dolor de panza eterno.

Mari.

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

2 comentarios:

  1. Creo que el error en el que solemos incurrir es en el de las oportunidades, está bien perdonar y dar 1 oportunidad, el problema es que esa situación se vuelve repetitiva y se crea una bola de nieve, y al final uno cae en cuenta que con la tramita del perdón y la oportunidad le vieron la cara de pendejo a uno un gran rato!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente. En varios libros se dice que de debe siempre perdonar, más dar una oportunidad es muy opcional... Porque a veces es dar oportunidad a que te sigan lastimando.

    ResponderEliminar